Acuerdo de Concertación Social de Gijón
Aquí, puede escuchar el audio del artículo
Getting your Trinity Audio player ready...

Concertación Social, FADE , CC.OO y U.G.T después del desastre de ‘Gijón Reinicia’ y ‘Gijón Transforma’.

El «Acuerdo Gijón Futuro 2024-2027» es un himno a la ambición desmedida y a los sueños sin fundamentos. Con una falta de datos objetivos, un desprecio por los principios de libre empresa y una fe ciega en la magia financiera, este documento promete un futuro brillante que parece más un cuento de hadas que una estrategia realista. Para que este acuerdo tenga alguna esperanza de éxito, necesitaríamos un plan financiero sólido, una mayor participación ciudadana y un respeto genuino por la realidad del mercado. Pero bueno, ¿quién necesita todo eso cuando tienes ambición y sueños?

¡Oh, qué maravilloso retorno a la normalidad! ¡Los unicornios pastan de nuevo en los campos de Gijón y las nubes de algodón anuncian tiempos de prosperidad! El texto nos promete un «futuro lleno de retos» —porque quién no desea más desafíos en su vida— y sobre todo de «oportunidades». Me pregunto si esas oportunidades incluirán una lotería municipal para financiar todos estos sueños utópicos.

¡Qué conmovedora unión de fuerzas! Como si de una película de Disney se tratase, los representantes del ayuntamiento y los agentes sociales cantan al unísono mientras diseñan el futuro de Gijón. Eso sí, sin molestarse en preguntar a los ciudadanos, que evidentemente, están ocupados demasiado ocupados agradeciendo el trabajo de sus líderes iluminados.

¡Qué desbordante ambición! Vamos a crear empleo de calidad como si fuera pan caliente. Claro, ¿quién necesita un análisis financiero cuando tienes ambición? Y, por supuesto, estamos en un «momento clave», como si los momentos claves llovieran del cielo. Todo esto sin mencionar cómo se financiarán estos castillos en el aire. Ah, detalles, meros detalles.

El texto nos habla de «empleo equitativo» como si fuera la solución mágica a todos los problemas. Pero claro, olvidan que el mercado laboral no funciona a golpe de varita mágica, sino de oferta y demanda. Detalles como la libre empresa y la libertad individual son, al parecer, nimiedades que no merecen la pena mencionar.

¡Qué visión tan grandiosa! Vamos a transformar Gijón en un paraíso empresarial con parques tecnológicos y polos empresariales. Solo queda una pequeña pregunta: ¿de dónde sacaremos el dinero? Pero bueno, eso es solo un detalle menor que los magos de las finanzas municipales resolverán con un par de trucos más.

¡Adiós a la estacionalidad del turismo! Ahora Gijón será el destino soñado durante todo el año. Claro, sin especificar cómo lograremos esa hazaña titánica. Pero con un par de estrategias vagas y un par de congresos aquí y allá, seguro que lo conseguimos. ¿Quién necesita planes detallados cuando puedes soñar en grande?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *