Aquí, puede escuchar el audio del artículo

Estas son las consecuencias del reparto del Estado franquista por parte de las élites privilegiadas y las castas parasitarias de políticos y sindicalistas.

La mal llamada reconversión industrial fue el comienzo del fin de nuestro orgullo nacional.
España lleva décadas orientada a la pérdida agraria, pesquera, energética e industrial, en favor de sectores con empleos inestables y dependientes del exterior.

Según los datos del INE constatan cómo España es una colonia controlada por Europa y EEUU, tras el desmantelamiento masivo de sectores estratégicos desde 1970.

La muerte de la España productiva desde 1970 en pro de una partitocracia internacionalmente controlada hacen de nuestro país una nación sin soberanía real.

Es importante hacer entender a millones de españoles, y a los asturianos en particular, esta realidad para cambiar el curso de la Historia. Y lo haremos, desde El Gaviotu, así nos cueste la vida.

La tabla proporcionada muestra la evolución de la estructura del Producto Interno Bruto (PIB) de España desde 1970 hasta 2023, con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2023. Aquí hay un análisis detallado:

  • Agricultura y pesca: Ha disminuido de manera constante como porcentaje del PIB, pasando de un 11,0% en 1970 a un 2,6% en 2023, lo que refleja una tendencia a largo plazo hacia una economía menos dependiente de la agricultura y la pesca.
  • Industria y Energía: Ha experimentado un descenso sostenido desde el 34,0% en 1970 hasta el 17,0% en 2023. Hubo un leve incremento entre 2016 y 2018, pero la tendencia general ha sido a la baja, indicando una transición de una economía industrializada a una más centrada en servicios.
  • Construcción: Esta sector ha mostrado fluctuaciones, con un pico del 11,6% en 2005 y una disminución hasta el 5,4% en 2023, posiblemente reflejando los ciclos económicos y el impacto de la crisis financiera global en la industria de la construcción en España.
  • Servicios: Es el sector que más ha crecido, pasando del 46,2% en 1970 al 75,0% en 2023. Esto ilustra una transformación significativa hacia una economía de servicios, que es común en los países desarrollados de la Europa occidental.

El análisis de los cambios porcentuales en cada sector entre años consecutivos muestra que el mayor descenso en la agricultura y pesca ocurrió entre 1970 y 1980 con un 36,36%, mientras que la industria y energía tuvo su mayor caída entre 1990 y 2000 con un 17,93%. La construcción vio su descenso más pronunciado entre 2010 y 2016 con un 36,36%. Los servicios han crecido de manera consistente, con un ligero descenso entre 2018 y 2019.

Los promedios de la contribución de cada sector al PIB en este período son aproximadamente:

  • Agricultura y pesca: 4,41%
  • Industria y Energía: 21,27%
  • Construcción: 7,99%
  • Servicios: 66,34%

Estos promedios indican que el sector de servicios ha sido y sigue siendo el más significativo en la economía española en las últimas décadas. La economía española ha seguido la tendencia de las economías avanzadas, donde el sector servicios se convierte en el motor principal del crecimiento económico, mientras que la agricultura, la industria y la construcción representan una parte menor del PIB.

Contempla este paisaje surrealista, donde las islas flotantes representan los sectores de la economía española, con la isla de la agricultura disminuyendo lentamente y la isla del sector servicios expandiéndose en un cielo de colores pastel que danzan.

¡ Seguimos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *